Homenaje a las Personas Centenarias de Vegas del Condado. 

Virgen de Agosto de 2.002

 

Según nos ha relatado Pilar G. Boixo, el homenaje que el Ayuntamiento ha dado a estas dos personas que han conseguido superar el difícil reto de cumplir cien años no pudo ser más emotivo. En una ceremonia celebrada con las puertas abiertas de la Casa Consistorial, el Alcalde, flanqueado por Quico y Abundio, glosó a ambos su bonhomía en un breve y sentido discurso. Los familiares y vecinos reafirmaron su orgullo de tener entre ellos a quienes, durante cien años, no han hecho más que trabajar para bien y ser miembros activos del Concejo. Sirvan estas líneas como reconocimiento de su ejemplo.

 

Abundio Llamazares Robles Francisco Viejo Fernández

Q.E.P.D.
Abundio Llamazares Robles en 1.997, con 94 años de edad; hoy felizmente centenario. Maestro de enseñanza de niños en la primera escuela de San Cipriano del Condado, (ganando cinco pesetas al día), luego maestro en Armada y posteriormente en Utrero, donde al alzamiento de la Guerra Civil fue detenido por los falangistas y encarcelado en el Torreón de Lillo, entre otros muchos que luego fueron ejecutados. Salvó la vida gracias al Sr. Cura y demás vecinos de Utrero, que al personarse en Lillo, ante el Cuartel de la Guardia Civil, le dejaron en libertad
   

Q.E.P.D.

Francisco Viejo Fernández, con sus cien años de edad. Un valiente trabajador desde su nacimiento, sonriente, con agrado para todos; un buen vecino de Vegas del Condado. Trabajó siempre en el campo como agricultor y ganadero; los trabajos forzados no le preocuparon, su vitalidad podía con todo. Mucho le gusta charlar con el Alcalde y darle explicaciones del paso de la vida que él vivió.