Volver a www.vegasdelcondado.com

Los conciertos del verano


Como complemento y colofón a las múltiples actividades lúdicas y culturales que ofrece la villa de Vegas del Condado, se han iniciado este verano las actuaciones del afamado “Cuarteto de cuerda del Condado”. La composición actual de este cuarteto es la siguiente (de derecha a izquierda en la foto, atendiendo a los instrumentos):

Elena Fuertes G.-Boixo, chelo, Vegas
Mario Cibreiro Robles, guitarra, Villanueva
Sabina López López, violín, Villanueva
Jesús Martínez, guitarra, Vegas

En los temas vocales cuentan con la colaboración de Ana (Nona) como solista, entre Sabina y Jesús en la foto, y el resto de los mozos y mozas como acompañantes.

Este cuarteto nace con la intención de expresar el talento artístico de sus componentes y deleitar a la concurrida asistencia de los vecinos y visitantes del pueblo en las tranquilas tardes de la villa. Las actuaciones tienen lugar en la plaza, en torno a las seis de la tarde si el tiempo no lo impide, situándose los artistas en el conocido banco de tertulias vespertinas y nocturnas de los mozos, ubicado en la fachada de la residencia solariega de los Boixo. El público se sienta frente a los artistas en las sillas que toman prestadas de las terrazas de los dos restauradores locales. Puesto que en la acera de la fuente no hay lugar para todos, el público ocupa la calzada, haciendo caso omiso de los riesgos inherentes a situarse en la trayectoria de los ruidosos vehículos a motor. Tal vez esta ocupación persiga también disuadir a los conductores de circular por la plaza durante las actuaciones, evitando de este modo que rompan con el ruido de sus motores el estrecho lazo artístico que une a los intérpretes con el público asistente.

Durante la actuación es costumbre que algún voluntario haga pasar el sombrero para dar salida a la innata generosidad y el incontenible agradecimiento de los asistentes, que con sus donativos permiten mantener las necesidades complementarias de los artistas (las necesidades de subsistencia les son atendidas en sus respectivos domicilios).

El repertorio musical es inmenso en la mente de los artistas, extenso en la variedad de estilos, y sorprendente en las alternancias musicales. Debe destacarse la gran capacidad de improvisación y la fuerza interpretativa de todos, especialmente manifiesta al dar forma a su obra más representativa, el Canon en Re mayor de Johann Pachelbel. Durante la interpretación de esta melodía el aire de la plaza se vuelve denso, se llenan los espacios y se enaltecen los espíritus, haciendo contener la respiración al público y logrando que pierda su protagonismo el sonido del agua al caer en la inagotable fuente artesiana de la plaza. Sólo los primeros aplausos consiguen hacer volver a sus cuerpos a los elevados espíritus del público, que al final de la interpretación lamentan tener que volver a su apacible reposo estival.

Cronista: Juan Carlos Boixo. Agosto 2004

 

    Volver a www.vegasdelcondado.com