Volver a Vegas del Condado

Ganaderos y Ganadería del Porma-Curueño. 1955 - 1989


Estos 34 años, desde el día 1 de febrero de 1.955 al 1 de octubre de 1.989, fue precisamente el tiempo en que yo estuve dedicado al ejercicio de mi profesión de veterinario como especialista en reproducción e inseminación artificial ganadera en los pueblos correspondientes a los ayuntamientos de Vegas del Condado, Santa Colomba de Curueño y parte de los de Valdefresno. A partir de 1.964 también atendí a todos los de La Vecilla, Boñar, Vegaquemada y la mayoría de los de La Ercina. A todos ellos les visitaba diariamente si necesitaban mi servicio, excepto los domingos y fiestas grandes.

Aquellos eran tiempos muy diferentes a los actuales; pueblos llenos de gente, de niños, de vacas, de tierra y barro en los caminos y en las calles; sin coches ni tractores en los pueblos, pero con mucha ilusión por prosperar y mejorar las funciones del campo y de la ganadería vacuna, únicas fuentes de ingresos en las familias, pues aún no había llegado la jubilación para los autónomos del campo. Y en esta situación fue cuando yo comencé a ejercer también mi profesión con toda mi ilusión de veterinario joven, especialista en reproducción animal, a pesar de saber que los principios serían difíciles por querer introducir un sistema tan novedoso en el campo de la reproducción, pero con el convencimiento de que con mi trabajo y conocimientos contribuiría a la mejora de la raza vacuna de la comarca y a dar justificación a mi profesión como veterinario.

No me equivoqué. De verdad que los principios fueron muy difíciles. Los dos primeros años fueron casi exclusivamente como una clínica de venéreas por el número de hembras afectadas de infecciones causantes de esterilidades a causa de la tricomoniasis, brucelosis, tuberculosis y demás afecciones del área genital, tan endémicas en aquel momento. También sufrí la desafección de varias personas, la incomprensión razonable de la mayoría y la hostilidad de los paradistas y de quienes con ellos estaban interesados en que nada cambiara aquel sistema ancestral de reproducción. A todo esto se sumaba la dificultad de la locomoción por la carencia de vehículos adecuados y sobre todo de caminos y calles transitables; ni había tampoco teléfonos de ninguna clase para intercomunicarse.

Además fui el primero en la provincia que iniciaba esta actividad en el campo pues hasta entonces ésta estaba restringida sólo a la Estación Pecuaria de León, (hoy Centro de Selección y Reproducción Animal, <CENSYRA>, en Villaquilambre), situada entonces en la Granja del Ejido, donde estaban los sementales de raza pardo y frisones donadores de semen, y de la que yo dependía para el suministro de semen de vacuno refrigerado durante tres días a la semana; lunes, miércoles y viernes, único semen que se empleaba en aquel momento en España. El semen congelado a 196 grados bajo cero en nitrógeno líquido empezó a emplearse en León a finales de los años 60, y entonces y hoy, sólo era necesario repostar existencias de semen de tarde en tarde por su prolongada y casi indefinida conservación, en contraposición al refrigerado que sólo permanecía fecundante dos o tres días.

Así que también me tocó empezar a emplear el congelado en el campo, que durante varios años simultaneaba con el refrigerado para comprobar su eficacia, cuyos resultados eran similares. En un estudio meticuloso hecho con 3.506 vacas, pardas y frisonas, el resultado fue: el 65.6% de No Retorno a los 90 días con la 1ª inseminación, el 87.7 con la 2ª y el 96.3 con la 3ª inseminación.

Al fin se nos impuso a todos los circuitos de la Povincia sólo el empleo generalizado del congelado un mal día de primavera, sin previo aviso ni preparación adecuada y suficiente del material congelado al tener que aprovechar todos los eyaculados para atender a todos los Circuitos de Inseminación, lo que causó graves perjuicios temporales, solventados rápidamente, pero que ocasionaron gran quebranto a todos los Circuitos, hasta el extremo que algunos de ellos dejaron de existir por este motivo.

No obstante el semen congelado nos permitió intercambiar con otros centros nacionales de inseminación artificial material seminal de otros sementales óptimos y de otras razas para el cruce industrial (charolesa, limusina etc.), del que carecíamos en León, así como importar del extranjero (Suiza, EE.UU., Canadá) semen de toros probados de las razas parda y frisona. Como anécdota tengo que contar que en los años 70 a un ganadero de Cerezales, Altamira Fernández, su hermano le trajo de Méjico (y procedentes de Estados Unidos), unas 30 dosis de semen de toros probados de raza Brown Swiss, (pardo americana), metidas en un termo doméstico con nieve carbónica, que inmediatamente yo las introduje en mi contenedor de nitrógeno líquido. Me creo que fueron las primeras dosis de esta raza que se usaron en España, porque su importación fue del todo irregular e ilegal entonces, aunque hoy son más usadas que el pardo europeo. Respondieron plenamente a lo que se esperaba de ellas, tanto de poder fecundante como genético.

En la década de los años 60 la Dirección General de Ganadería importó de Suiza un buen lote de novillas preñadas pardas y de Canadá otro lote de frisonas para distribuirlas entre los ganaderos con la condición de devolver una cría hembra en el transcurso de los tres primeros partos, pero casualmente durante estos tres primeros partos sólo parieron machos.

Para aquellas fechas yo ya me había especializado en la materia mediante los cursillos y prácticas correspondientes y con la autorización necesaria de la Dirección General de Ganadería (Instituto de Biología Animal), para ejercer esta actividad en la zona del Partido Veterinario de Vegas y de las siguientes ampliaciones posteriores. Pero aún así había deficiencias razonables de organización que yo iba solventando en beneficio del sistema y sobre todo de los ganaderos, como desplazarme diariamente a los pueblos correspondientes y aplicar la misma tarifa económica que venían ejerciendo los paradistas, cuyo servicio yo ampliaba en más funciones, garantía y comodidad de los mismos ganaderos. Estas paradas a monta natural desaparecieron gradualmente a medida que los ganaderos iban confiando plenamente en el nuevo sistema y en mi experiencia.

En Vegas, en la feria mensual de noviembre del año de 1.958, el Servicio Provincial de Ganadería (Junta Provincial de Fomento Pecuario) organizó un concurso (en colaboración con la Hermandad de Labradores y Ganaderos del Ayuntamiento de Vegas) de animales pardos y frisones obtenidos mediante inseminación artificial y a ella, como exposición, trajo de la Estación Pecuaria de León los sementales pardos y frisones, padres de los mismos animales expuestos; lo que causó una gran expectación y alegría.

Poco tiempo después el mismo Servicio organizó también otro concurso similar en Boñar al que acudieron ganaderos de esta zona del Condado con sus animales mejorados mediante la práctica de la Inseminación Artificial Ganadera, de donde trajeron buenos premios y reconocimientos.

Al mismo tiempo los tratantes de terneros comenzaron a pagar mejor los terneros nacidos de inseminación por su manifiesta calidad, al igual que las novillas destinadas a reposición por su estampa y por la mejora de la producción lechera; pues entonces se estaban estableciendo en toda la provincia circuitos de recogida leche, pagándola a muy buen precio. Todo esto se sumaba a que ya había desaparecido la desconfianza a esta nueva práctica de fecundación: las vacas empreñaban una y otra vez, parían perfectamente sin traer terneros defectuosos como propalaban las malas lenguas y no abortaban como antes, y traían muy buenos y valiosos terneros; todo lo deseado por los ganaderos.

Para aquella fecha otros compañeros míos ya habían empezado a ejercer la misma especialidad y así fue como se fundaron otros 14 circuitos de Inseminación Artificial en toda la provincia de León. El mío se denominó siempre PORMA-CURUEÑO.

A principios de los años 50 la Junta Provincial de Fomento Pecuario, en colaboración con las Hermandades de Labradores y Ganaderos de Burón, Lillo, Boñar, Vegamián etc,> estableció Centros Primarios B de Inseminación Artificial en cada una de estas localidades con sementales de raza parda (la propiedad y sostenimiento era de la propia Hermandad), cuya misión era proveer de semen para aplicarlo refrigerado a las hembras de los ganaderos de las respectivas Hermandades. Estos Centros desaparecieron 15 años después, absorbidos por los Circuitos, y el personal que los atendía pasó a formar parte de la Jefatura Provincial de Ganadería.

Al mismo tiempo en estos mismos Centros Primarios B se inauguró un Servicio de Control Lechero de las hembras y registradas en un Libro Genealógico provisional, cuyos datos sirvieron de base para cuando, en los años 70, se establecieron los Núcleos de Control y el Libro Oficial de cada una de las razas en España, a cuyo Libro yo aporté un buen número de hembras pardas y frisonas registradas por mí con documentos fehacientes de generaciones anteriores, con lo que enseguida tuvieron la Carta Genealógica completa.

Para la creación de los Núcleos de Control fuimos requeridos varios circuitos de inseminación y con este motivo yo me serví de mi influencia ante mis ganaderos por lo que creamos cinco Núcleos de Control en el Circuito Porma-Curueño.

A mediados de los años 60 se estableció en España el Servicio de Extensión Agraria, por lo que entonces se inauguró una Agencia de este Servicio en Mansilla de las Mulas y otra en Boñar, que aún siguen, con las que yo me identifiqué plenamente para seguir trabajando conjuntamente dando charlas, probando nuevos sistemas, cultivos, toda la maquinaria agrícola emergente entonces: ordeñadoras, tanques, etc.

Desde un principio me vi auxiliado plenamente por la Jefatura Provincial de Ganadería con su Jefe al frente D. Benigno Rodríguez, por la Estación Pecuaria de León con su director D. Miguel Cordero del Campillo, por las entonces nacientes Campañas de Saneamiento Ganadero para eliminar los animales positivos a la tuberculosis, brucelosis y demás enfermedades del área genital, así como por el catedrático de Reproducción de la Facultad de Veterinaria D. Miguel Abad Gabín y hasta por muy buena parte de sus alumnos que les gustaba acompañarme individualmente para practicar conmigo aquellas enseñanzas, tan magistralmente impartidas por él.

Pero quizás agradezco más el entusiasmo y confianza demostrados por tantos y tantos ganaderos que se unieron a mí en aquella obra tan nueva y estimulante en aquellos momentos tan difíciles para todos, que tuvieron su culminación con la gran acogida que me dispensaron con su presencia en mi despedida de mi vida activa en los homenajes de Boñar y Barrio en el año 1.989 o con motivo de la imposición de la medalla acreditativa de la concesión, por parte del Ministerio de Agricultura, de la encomienda sencilla de la Orden Civil del Mérito Agrícola, en el Ayuntamiento de Boñar en el año 1.971, donde asistieron autoridades, compañeros y muchos ganaderos.

Como agradecimiento a todos aquellos mis ganaderos del Condado, que lo fueron al menos durante cierto tiempo en el transcurso de mi prolongada actividad, me permito consignar su nombre en la relación adjunta, que sin duda resultará incompleta, pero con el deseo de que quede constancia de su existencia en aquella ocasión única que conmigo compartieron sus esperanzas, ilusiones y realidades.

León, Septiembre 2.004
 Gregorio Boixo González



CASTRILLO: Adonino López, Alfredo Villayandre, Alipio López, Amadeo Díez, Anastasio López, Antonio López, Bernardino González, Bernardo López, Delfino Campos, Francisco López, Graciano González García, Hipólito López, Isaac López, José González, Manuel García, Máximo López, Nazario Díez, Santiago González, Secundino Robles, Silvestre López, Octaviano López, Ovidio Nicolás, Ursicinio González García, Victorino López.

CASTRO: Adela Castro, Ángel Robles, Ángel Prieto Fidalgo, Antonio Fernández Robles, Braulio Fernández González, Cándido Robles Martínez, Conrado Castro Martínez, Emelino González, Epigmenio González, Eradio González, Eugenio Castro Castro, Gregorio Hurtado Aviles, Hilarino Carcedo Castro, José Antonio Fernández Martínez, José Robles Prieto, José Garván, María Rosa Robles, Miguel Prieto, Olegario Prieto, Orencio Fernández, Rutilio Diez, Solutor Fernández García.

CEREZALES: Abdón González, Altamira Fernández, Amado González, Amancio Aláez, Ananías Díez, Aníbal Fernández, Aquilino Díez, Benjamín González García, Bernardo Robles, Camilo González, Carlos Fernández González, Dalmacio Díez, Emilio González, Eugenio González Llorente, Fermín González, Gerardo Rojo, Gerásimo Díez, Herminio de la Varga, Hipacio González, Honorio González González., Lidio García, Licinio López, Lorenzo de la Varga, Luis López, Neuterio Fernández Reguera, Manases González, Manuel García, Marceliano González, Olegario González, Olegario Gutiérrez, Onésimo Gutiérrez, Ovidio González, Policarpo González, Ramiro González, Rufino García, Saturnino Campillo, Segifredo Díez, Sen Díez González, Servando González Reyero, Ticiano Ferreras, Ursicinio López, Valeriano Gutiérrez del Cabo.

SAN CIPRIANO: Andrés Ferreras, Ángel González, Ángel Villafañe, Antonio Llamazares, Argimiro Rodríguez, Audelino Villafañe, Aurelio Robles, Baltasar Ferreras, Cipriano Calderón Fernández, Eladio Robles, Epiménides Fernández, Eugenio Carcedo, Eutiquio Álvarez Villafañe, Fabián Arias de la Rosa, Gil Carcedo, Gil Castro, Ginés Llamazares González, Gregorio Carcedo Carcedo, Gregorio Robles, Gumersindo González, Heliodoro Ferreras Robles, Irineo López López, Inocencio García, Jacinto Ferreras, Jerónimo Ferreras, Jerónimo Robles, Jesús López López, Jesús Rodríguez, José Carcedo Robles, Lázaro Campos, Luciano Llamazares, Lupicinio González, Lupicinio Ferreras, Manuel García, Mauricio Valdesogo, Miguel Carcedo López, Narciso López, Néstor Castro, Paulino Ferreras, Presbítero Fernández, Quintín López, Ricardo Fernández, Ricardo Fidalgo Llamazares, Rogelio Robles, Santiago Robles, Santos Robles Ferreras, Santos Robles Fernández, Santos Villa de la Moral, Saturnino Llamazares, Sebastián Honorino Robles, Segundo Ferreras, Simón García Llamazares, Ulpiano García.

SANTA MARÍA: Agustín García, Amable Castro Prieto, Ángel García, Aníbal Mirantes, Atilano Carral, Balbino Llamazares, Baudilio Llamazares, Bienvenido Mirantes Morán, Carlos Carral Rodríguez, Carlos Carral Castro, Constantino Rodríguez, Cornelio Mirantes, Cosme Sánchez, Dionisio García García, Epigmenio Castro, Felicísimo Llamazares, Froilán Mirantes, Geminiano Carral, Germán Carral Llamazares, Heriberto García, Hermógenes Sancho Castro, Isidoro Llamazares, Joaquín García, Juan Mirantes, Juan Robles, Laútico Robles, Manuel Robles, Miguel Ángel Prieto de la Puente, Nicanor Llamazares, Nicéforo Carral, Petronila Prieto, Santiago Mirantes Llamazares, Secundino Mirantes, Olegario Sánchez, Sixto Mirantes, Teógenes Sánchez García, Venerable Prieto, Victoriano Carral, Vitaliano Llamazares.

MORAL: Alicia López, Amalio González, Aquilino Castro, Balbino González López, Baudilio Martínez, Benerino Rodríguez Mirantes, Benigno López, Bernardo Robles González, Carlos Llamazares, Cayo González, César Rodríguez González, Domingo Castro, Domingo Rodríguez, Eloy Llamazares, Emilio Robles, Epigmenio Robles, Esteban López Meana, Eufronio García Valdesogo, Felipe González González, Florián Fernández, Florentino Valdesogo, Francisco González, Francisco Llamazares, Heliodoro Rodríguez, Inés García, Julián Robles, Lázaro Aller, Leoncio Valdesogo, Macario López, Marceliano Llamazares, Melito Llamazares, Orencio Llamazares López, Porfirio Modino, Ramón González, Restituto Blanco Reguera, Saturnino Castro Robles, Saturnino López Meana, Secundino González, Segundo García, Solutor Robles.

REPRESA: Amancio Puente, Anastasio Torices, Andrés Puente, Emigdio Alonso, Eutiquiano Sancho, Gregorio Blanco, Jeremías García, José Torices, Leónides Alonso, Olegario Viejo, Patricio Gutiérrez, Valentín Aller, Valerio Aller.

SECOS: Adonis Robles, Amancio Llamazares, Ángel González García, Antolín López, Bernardo Rodríguez, Cesarino López, Domingo López, Emiliano Aláez, Facundo González, Francisco Gutiérrez, Eugenio López, Herminio Otero, Hieronímides García, Isaac Nicolás, José Llamazares, Laureano Castro, Luis Robles, Máximo Llamazares, Modesto Martínez, Patricio Puente, Pedro González, Porfirio Rodríguez, Silbino Castro, Valerio Castro.

VEGAS: Adonis Fernández, Albino González, Alejandro Juárez Rodríguez, Álvaro Jalón, Amabilio Carcedo González, Amable Jalón González, Andrés Martínez González, Aniceto Ferreras, Augusto Muñiz, Bautista Mancebo, Benigno Jalón, Bernardo Juárez Gago, Bernardo Otero, Buenaventura Jalón González, Cándido Valladares González, César Martínez, David González Robles, Delmiro López González, Eleuterio González, Emigdio Gago, Evilasio Díez Robles, Facundo Otero González, Félix Jalón, Fermín Otero Rodríguez, Francisco Viejo, Ginés Juárez, Gumersindo Otero Rodríguez, Hilario Campos, Ignacio Zotes, Isaac Martínez Acebedo, Isaac Martínez Mancebo, Isacino López Burón, Jesús Cascallana Llamazares, Jesús Llamazares, José Luis Jiménez, Leonardo de Barrio Robles, Lisardo Fernández Reguera, Luciano Tomé, Lucinio Llamazares Prieto, Marcelino Martínez, Miguel González, Moisés García Jalón, Moisés Viejo, Natalio García, Néstor Ferreras González, Nilo Zapico, Olegario González, Onésimo Martínez, Onofre Nicolás, Pedro García, Pedro González, Regino Llamazares, Regino Martínez, Remigio García, Rufino García Gago, Santos Viejo, Saturnino Juárez Robles, Secundino Martínez, Ubaldo Laso González, Valerio González Fernández, Varalides García, Vicente de Barrio Lozano.

SAN VICENTE: Crispiniano Robles, Emeterio González, Emiliano Villafañe, Faustino González Fernández, Feliberto López Velasco, Froilán Llamazares, Gregorio Robles, Laureano Llamazares, Laurentino de la Puente, Luis Fidalgo López, Luis Rodríguez, Matías Fernández, Minervino Rodríguez Robles, Tarsicio Robles, Teófilo Espinosa Valdés, Vicente González Castro, Vicente Robles, Hermanos Ferreras (Membrillar).

VILLAFRUELA: Alipio Miares, Amable Fernández, Amalio López, Audelino Fernández, Ángel García Díez, Aurelio López, Audelio Fernández, Basilio López, Benito Aller, Benigno Mateos, Carlos García, Cayetano López Llamazares, Cesáreo García, Crispín López, Darío González, Diomedes Castro, Donato Llamazares Viejo, Eleuterio González, Eleazar Villa, Emigdio González, Froilán Castro Rodríguez, Isidro López López, Jacinto Puente, Juan Llamazares, Julio López, Lorenzo López, Luis López, Mauricio Castro, Mauricio Rodríguez, Maximiano Rebollo López, Maximiano Robles, Miguel López Rodríguez, Neftalí Robles Fernández, Orencio López Serrano, Paulino García, Pedro López, Ramón López, Segismundo Yugueros, Sigfredo Miares, Tomás García, Vitaliano Llamazares, Zacarías López.

VILLAMAYOR: Abundio Aller, Adonino Llamazares, Albino Llamazares, Aladino Blanco, Aniano Reguera, Arcadio Rodríguez, Aurelio Aller, Balbino Llamazares, Baldomero Puente, César Torices, Emeterio Puente, Fortunato Aller, Gerardo Torices, Graciliano Aller, Justiniano Robles, Lorenzo González, Manuel Díez, Mateo Aller, Porfirio García, Reinaldo Torices, Ricardo García, Severino Torices, Teodorino Reguera.

VILLANUEVA: Abundio Robles, Abundio Sánchez, Aladino Díez López, Albino Castro, Amabilio Campos, Amado Carcedo, Andrés Castro, Argimiro Tomé, Audemio Blanco, Aureliano Fidalgo, Avelino Fernández, Avelino Robles, Benito López, Benito Castro, Benjamín Coca, Cándido González, Carlos Alonso, Casiano Campos, Cesarino García, Constancio López, Eladio Martínez, Enedino Martínez Fidalgo, Epigmenio Flórez, Eludentino Robles, Erundino Ordás, Eugenio González, Eutiquio Castro, Evaristo López, Felipe Castro, Félix Robles, Florentino Fernández, Gil García, Hermenegildo Robles, Irineo llamazares, Isaías Llamazares, Ismael Fernández, Jesús González, Joaquín Robles Moratiel, Josefa Rojo, Juan Fidalgo, Julián González, Justiniano López, Leandro Robles, Licinio Robles, Lucio Robles, Manuel Fernández, Manuel Ferreras, Manuel García, Mariano García, Micaela García, Olegario Campos, Onésimo Llamazares López, Orencio García, Orencio Robles, Ovidio Robles, Pedro Campos, Pedro Robles, Prudencio Castro Torres, Robustiano Fidalgo, Santiago Campos, Santos Campos, Severino Alonso, Segundo Campo, Teodoro Robles, Urbano García, Venancio Robles, Vicente García, Vicente Marcos.

Volver a Vegas del Condado