Volver a "El Reloj de la Torre"

EL RELOJERO CANSECO

Antonio Canseco y Escudero había nacido en Rabanal del Camino el día 27 de junio de 1838, aunque algunos apuntes de su biografía lo sitúan erróneamente en el año 18491. Fue hijo de Pedro Canseco y Marías Escudero, ambos de Rabanal. Lo bautizó el 30 de Junio don Vicente Alonso, según consta en su acta de nacimiento2.


(Placa del reloj de Vegas del Condado. Foto: Ignacio Boixo)

Nada se sabe de cómo y donde se formó en el oficio de relojero, pero con veinte años se le sitúa en Madrid y ya para entonces había construido un reloj sin pesas y patentado con el nombre de "sistema Canseco". Sus relojes pronto alcanzaron fama y sus relojerías situadas en la calle Mayor números 55, 57, 59, Plaza del Ángel 10 o Mesón de Paredes 21 de la Capital de España, fueron de gran reputación.
Estaba en posesión del "Privilegio de Invención en España y Francia", que es una especie de patente que le permitía montar el tipo de reloj que él mismo diseñó.

(Reloj de Vegas del Condado . Foto: Ignacio Boixo)

Algunos de sus relojes fueron famosos como "el de los Chinos", citado por el escritor Pérez Galdós o el pintor José Gutiérrez Solana; "Al mediodía me encuentro a los pies de la iglesia de San Sebastián; al lado de una antigua relojería; su escaparate está ocupado por un enorme reloj de "chinos" de madera pintados, con las coletas hasta los pies y las caras y manos amarillas. A la altura de sus cabezas hay un boquete negro y lóbrego con un complicado mecanismo de ruedas, campanas, poleas y cadenas. Cuando las agujas del reloj se van uniendo y acercándose a las doce, hay un ligero estremecimiento en los brazos de los "chinos" y de pronto, al sonar la primera campanada un chirrido de muelles los pone en movimiento y un chino pequeño sale de una caja cuya puerta se cierra de golpe y montándose a caballo en una campana da un fuerte golpe en ella con un martillo muy grande saliendo despedido al voltear la campana y quedando colgado de la trenza, entre un estruendo de hierro que arman los dos chinos gigantes tirando de unas cadenas". De este curioso y espectacular reloj nada se sabe en la actualidad aunque se sospecha que partió ilegalmente para tierras mejicanas.
Canseco nunca fue constructor de relojes, importaba las máquinas de Morbier, en Francia, y las adaptaba a las características del lugar donde iban a ser instalados [N. del E. Este tipo de reloj era también conocido como "Condal"].

(Reloj de Vegas del Condado. Foto: Ignacio Boixo)

Además del curioso reloj de los chinos, muchos otros relojes procedentes del taller de Canseco han alcanzado fama como el emplazado en la Catedral de Madrid, El del Palacio de Oriente, el del Escorial y el del Hospital Gómez Ulla. Este último reloj fue construido en 1886 y felizmente restaurado en 1990, por el Doctor Pedro Portellano, tras llevar más de veinte años sin funcionar y que hoy día se exhibe en el vestíbulo del hospital.
A tal altura llegó el prestigio del relojero leonés, que cuando los Capuchinos quisieron colocar un reloj en la iglesia del Santo Sepulcro de Jerusalén, Canseco tuvo que trasladarse hasta allí para instalárselo.
En 1892 con motivo del cuarto centenario del descubrimiento de América, edita un folleto con el programa de los festejos y al mismo tiempo un una relación de modelos y precios de sus relojes3.
También figura un inventario de relojes vendidos desde el 14 de Mayo de 1881 (Berlanga de Duero, Soria) hasta la fecha de publicación del folleto, la cifra alcanza a 144 relojes4. En esta relación figura el de Orgiva5, cobrado simbólicamente por su nieto don Antonio Canseco Cauz en el año 1989, al tiempo que el pueblo granadino rendía homenaje al ilustre relojero.
Los precios de los relojes oscilaban entre las 350 pesetas del instalado en Hta. Castañeda de Madrid y las 11.000 del de Pinoso en Alicante.

(Reloj de Rabanal del Camino)

 

Tres son los relojes que Canseco dejó en León:

El de Rabanal del Camino que fue un regalo suyo en 1882 al pueblo que le vio nacer y que está instalado en la torre de la iglesia y al cuidado de Bladimiro Carrera.

(Reloj de Santa Colomba de Somoza)

El reloj de Santa Colomba de Somoza, también en tierras maragatas, y el de la antigua cárcel (1885), hoy Archivo Histórico Provincial, de la capital de la provincia.

(Reloj del Archivo Histórico Provincial. León)

Falleció don Antonio Canseco en su domicilio madrileño del Paseo de las Delicias en 1917. La tradición relojera continuó hasta su nieto D. Antonio Canseco Cauz.

 

 

 

Notas:

1) Basanta Campos, J. Luis: RELOJEROS DE ESPAÑA. Museo de Pontevedra, 1972, P.29.

2) En el lugar de Rabanal del Camino, correspondiente a la provincia de León, Obispado de Astorga, a treinta días del mes de Junio, yo, Don Vicente Alonso, Párroco, bauticé solemnemente un niño, que había nacido en el veinte y siete del mismo, hijo legítimo de Pedro Canseco y María Escudero, naturales, vecinos, y de oficio labradores de este lugar; siendo sus abuelos paternos Lorenzo Canseco, natural de Pedredo, y Mónica González, ya difunta, natural de Raigada, en el valle de Valdeorras, vecinos de éste; maternos, Miguel Escudero, ya difunto y María Nieto, oriunda de Santa Marina [de Somoza] vecinos que fueron de esta parroquia. Se le puso por nombre Antonio; fue padrino su tío Andrés Fernández, vecino, natural y labrador de este ya citado, a quien advertí el espiritual parentesco y obligaciones que por él contrajo; siendo testigos José Pérez y Manuel del Palacio Ferrer, vecinos y de oficio labradores de éste [pueblo]. Y para que conste extendí y autoricé la presente partida en este libro de bautismos, a treinta días del mes de Junio de 1838. Firmado y Rubricado: Vicente Alonso
Archivo Diocesano de Astorga -ADA- Rabanal del Camino. Signatura 22/2o B/1 Folio 86 vuelta
Cortesía del Canónigo archivero de la Diócesis de Astorga y de la Catedral, D. José Manuel Sutil Pérez para Ignacio Boixo. Enero 2004.

3) Reseña del IV Centenario del descubrimiento de América. Tip. De T. Minuesa de los Ríos. Madrid, 1892

4) Albacete 1, Alicante 3, Almería 3, Ávila 10, Badajoz 6, Cáceres 2, Cádiz 2, Castellón 1, Córdoba 2, Ciudad Real 6, Cuenca 12, Granada 6, Guadalajara 10, Huelva 3, Huesca 1, Jaén 3, León 1, Lugo 1, Madrid 22, Málaga 1, Murcia 1,  Orense 4, Oviedo 1, Palencia 1, Pontevedra 3, Salamanca 1, Sevilla 2, Segovia 1,  Soria 3,  Toledo 27, Valladolid 8,  Vizcaya 1,  Zamora 4 y Zaragoza 4

5) El folleto sirvió para dar a conocer a todos sus lectores la deuda del Ayuntamiento de Orgiva. En la pagina 39 leemos: "Los ayuntamientos que no sepan en que hora viven por carecer de reloj de torre, pueden adquirirlo casi sin dinero, dirigiéndose al relojero Canseco de Madrid y haciendo como el Ayuntamiento de Orgiva, provincia de Granada, que le debe y no le paga. ¡Y cuánto de debe!". En la página 43: "¿Qué cuánto de debe el ayuntamiento de Orgiva, provincia de Granada al relojero Canseco de Madrid? Pues eche usted la cuenta. Le compró un magnífico reloj de horas y cuartos allá por el mes de octubre de 1887, ajustado en 5.450, a pagar en 4 plazos iguales de 1.362,50 pesetas cada plazo; pagó el primer plazo y nada más. ¿Y por qué no paga siendo así que el reloj no le ha podido salir mejor ni más seguro y que el vecindario está contento con su reloj, por el buen servicio que le hace? ... ¡eh!... ¡Si dijeran ustedes el reloj de Canseco!".. Insiste en la página 45. : "...Pues no le ha pagado porque desde entonces no ha habido en Orgiva ningún ayuntamiento que le haya dado la Real, ni la Liberal, ni la Federal, ni la Socialista, ni la Absolutista gana de pagar a un industrial de tan buenos y tan nobles comportamientos que, como el señor Canseco, no es merecedor de tan reprochable recompensa"

BIBLIOGRAFÍA

Laura Garrido. CANSECO, OTRO LEONES QUE PUSO A ESPAÑA EN PUNTO, En La Crónica 16 de3-1-1993.

José Luis López García. EL TRATO DE LA RECUA Y OTROS TEMAS MARAGATOS. Astorga 1994

(Texto y fotos proporcionados por Pablo García, Relojería Julio, León)

 

  Volver a "El Reloj de la Torre"