Volver a "El Reloj de la Torre"

REPARACIONES DEL RELOJ DE LA TORRE

Julio de 1.899: Compra del reloj por 1.615 pesetas por la Junta Vecinal (fruto de una facendera comunal de carbón vegetal), al relojero Canseco. Con los costes de instalación, el total fue de 1.712,60 pesetas.


17 Septiembre 2007: Pablo Antón pinta el reloj: Esfera, números y perímetro exterior


Febrero y Julio 2005
Avería detectada: El reloj se paraba de forma intermitente.
Trabajos realizados: Ajuste de los contrapesos de la sonería, pues al haberse descompensado paraban el reloj.
Reparador: Melchor García de Lera


Julio 2004

Avería detectada: Una de las dos tablas que hacen de base para el reloj había cedido algo, produciendo una inclinación del reloj hacia la izquierda y algo hacia delante, de forma que el péndulo quedaba descentrado, sin poderse compensar esta inclinación con el propio mecanismo de ajuste del péndulo. Sin duda esta tabla debe ser cambiada, pues en su día (hace años) se rompió en parte debido a que la pesa de la cuerda del reloj estaba fijada a ella y tiraba de ella hasta romperla. Se trata de una tabla que parece haber sido reciclada de otro uso anterior, pues presenta algunos cortes transversales que la debilitan.
Trabajos realizados: Limpieza de los mecanismos con petróleo y cepillos, y posterior aclarado y desengrasado con gasolina. Nivelado del reloj calzando con tacos de madera tres de las cuatro patas de apoyo del reloj. Se han eliminado unas pesas extras colgadas de la propia pesa del reloj, que seguramente se habían puesto para conseguir más fuerza de tracción y evitar que se parara el reloj a consecuencia del exceso de rozamiento provocado por la suciedad que bloqueaba los engranajes (ahora está algo más limpio). Se ha puesto un contrapeso provisional en el mecanismo de disparo de la sonería, ya que falta el original. El mecanismo de tracción del martillo de la campana del reloj ejerce más fuerza que antes, por lo que se ha podido tensar más el cable de la campana, por lo que ésta suena con más fuerza que en los últimos años.
Trabajos pendientes: Lo expresado en el informe de Juan Pedrals (limpieza profunda, sustitución de algún casquillo con holgura, rectificación de algún eje, pintado, automatización de la elevación de las pesas, etc.)
Reparadores: Juan Carlos Boixo y Amador Viejo
 

Diciembre 2003

Avería detectada: La campana llevaba años sin sonar como debía. Revisado el martillo que golpea la campana, se ve que una pletina que debía mantener el martillo separado de la campana ha cedido, y el martillo queda apoyado en la campana, apagando el sonido.
Trabajos realizados: Limpieza del campanil, por acumulación de desechos de nido de cigüeña. Desmontaje y traslado de la pletina defectuosa. Se la rectifica y se la vuelve a montar en lo alto de la Torre, comprándose su perfecto funcionamiento.
Reparadores: Juan Carlos Boixo y Amador Viejo, en compañía de Gregorio Boixo

Julio 2003

Trabajos realizados: Ajustar el áncora, graduar péndulo y quitar sobrepesas que forzaban el funcionamiento del Reloj

Junio 2002: 

Trabajos Realizados: Hacer e instalar la uña de retención de una de las dos cuerdas del Reloj.

Reparador: Melchor García de Lera

Octubre 2003

El Relojero de la Catedral de Santiago de Compostela, Joan Pedrals, dictamina los siguientes trabajos a efectuar:

· Desarmar y trasladar el reloj al taller
· Fabricar y cambiar los casquillos gastados.
· Rectificar los pivotes de los ejes que lo necesiten.
· Ajustar las tolerancias mecánicas.
· Atornillar las coronas a los tambores.
· Fabricar y remplazar la espiga del áncora.
· Fabricar cables nuevos para el martillo de la campana.
· Reparar y ajustar el muelle del martillo de la campana.
· Fabricar el soporte para los motores y los sensores de seguridad y peso arriba.
· Pintar todo el reloj para su protección
· Fabricar los contrapesos de los disparos de sonería.
· Fabricar los contrapesos de las cadenas.
· Preparar las cadenas para las pesas.
· Traslado y montaje en su pedestal.
· Verificar el funcionamiento.

Previamente, otros muchos entusiastas, también sin pago ni recompensa alguna, han mantenido vivo al Reloj de la Torre de Vegas

 ¿Cuanto más la Junta Vecinal de Vegas del Condado  va a retrasar la reparación de nuestro Reloj?

Editor: Ignacio Boixo  2004

Volver a "El Reloj de la Torre"